El estrés, ¿Qué es?, ¿Por que nos afecta?, ¿Que causa? y ¿Como prevenirlo?


Durante los últimos 30 años se ha utilizado la palabra estrés, como el sentimiento o sensación de estar sobresaturado por todo lo que nos rodea. Trabajo, familia, vida cotidiana, entre otros; sin embargo el estrés es una de las herramientas que han ayudado al ser humano a sobrevivir como especie.

¿Qué es el estrés?

El estrés es un proceso natural que responde a nuestra necesidad de adaptarnos al entorno; este proceso nos ayudaba en la antigüedad para enfrentarnos a los peligros a los que es ser humano antiguo estaba por enfrentarse, estas eran las llamadas respuestas automáticas del cuerpo a situaciones amenazadoras o desafiantes. Esto sigue vigente a la vida cotidiana, puesto que el cambio constante obliga a los individuos a adaptarse a nuevas situaciones, esto es conocido como estrés positivo.

Sin embargo, el problema radica cuando esta respuesta es continua y no adaptativa a las exigencias de nuestro medio. Cuando esto sucede la persona suele presentar problemas en su desempeño académico o profesional, en sus relaciones personales, ademas de los problemas individuales que el propio organismo presenta.

¿Por que es causado el estrés?

Cualquier tipo de suceso puede generar una respuesta emocional y este generar estrés, desempleo, el matrimonio, la muerte de un familiar, la sobrecarga en el trabajo, etc. No se trata de un evento especifico o una acumulación de muchos durante un largo periodo de tiempo sino la manera en que la persona interpreta y actúa frente a esta situación estresante, principalmente si lo hace de manera negativa.

Debemos recordar que cada persona es un mundo y esto hace que nuestra respuesta a ciertas situaciones sea diferente, mientras que a mi la perdida de un empleo pueda generarme una enorme tensión, a otra persona podría generarle una nueva etapa en su vida para un cambio de la misma. Todo dependerá de como enfoque y el significado que le de a cierta situación.

Sin embargo, no hay que olvidar que el estrés es una respuesta que hace que todo nuestro cuerpo de un giro, para enfrentarse a una situación especifica, sin embargo si no tenemos las capacidades para manejar correctamente las situaciones o el cumulo de situaciones, es cuando el estrés tiene sus manifestaciones negativas.

Estas suelen manifestarse en 4 niveles:

- Emocional: Depresión o ansiedad, miedo, irritabilidad o confusión y fluctuaciones del estado de animo, todas estas sin ningún motivo aparente.

- Cognitivos: Dificultad para concentrarse, excesivo temor al fracaso, excesiva autocrítica, dificultad para la toma de desiciones, preocupación por el futuro o pensamientos repetitivos.

- Conductuales: Dificultades en el habla, trato brusco en sus relaciones sociales, risa nerviosa, rechinar los dientes o apretar las mandíbulas, llanto, aumento de consumo de tabaco o alcohol y otras drogas , aumento o disminución de peso.

- Fisiológicos: Dolores de cabeza, insomnio, tensión muscular, dolores de cabeza, fatiga, problemas de espalda, indigestión, respiración agitada, perturbaciones en el sueño, sarpullidos, disfunción sexual, entre otras.

10 formas de enfrentarse y prevenir el estrés:

1. Ejercicio físico: Realizar ejercicio ayuda a relajar tu cuerpo y relacionarte con amigos o familiares. Además es de grana ayuda para liberar tensiones acumuladas y alejar pensamientos negativos o rumiantes.

2. Descanso: Disfrutar de vacaciones, fines de semana, utilizar tiempo libre para desconectar de los problemas que te molestan en el día a día. Aprende a relajarte y a disfrutar de tu momento descanso. También dormir suficiente es algo primordial para evitar el estrés.

3. Organización: Organizar tu día a día para distribuir tu tiempo en poder descansar, hacer ejercicio y establecer propiedades cuando no sea posible terminar todas tus tareas.

4. Relacionarse con los demás: Reforzar las conductas positivas con las personas de tu entorno, mejorar y afianzar una mejor relación con tu pareja o amigos e intentar corregir las negativas. Pedir ayuda a un ser cercano nunca es un símbolo de debilidad, sino un paso más para estar bien contigo mismo.

5. Aprender a decir "NO": Esta es una de las cosas más simples a simple vista, pero bastante complicadas en la realidad, aprender a decir que no a cosas que no te agradan o que crees que no tienes la obligación a hacer, saber de decir que "no" tanto a ti mismo como a los demás.

6. No puedo controlarlo todo: No debes de preocuparte por las cosas que no puedes controlar, como el clima o la decisión que otros tomaran. Tu debes saber que has actuado conforme lo que debes y puedes hacer y que lo que has podido ha estado en tus manos. La capacidad para controlarlo todo, esta tan cerca de nuestras manos como la omnipresencia.

7. Solución de problemas y toma de decisiones: Huir de los problemas no es alejarse de ellos, la manera más sana es tomar decisiones intentado seguir un proceso lógico, para enfrentarse al problema de la mejor manera posible. Muchas veces pedir ayuda para esto suele ser útil.

8. Interpretación de situaciones y problemas: Muchas veces tendemos a exagerar las consecuencias negativas de las situaciones, llegando a verlas como catastróficas, o sufrir por problemas no existentes. Al afrontar las situaciones, debemos enfrentarlas sin temor a algo que no se sabe si pasara o si no.

9. Atribuciones y autoestima: Quererse y tratarse bien, no solo es bueno sino que es de gran ayuda para para muchos aspectos de nuestra vida, felicitarse cuando has echo algo correctamente y ser critico cuando has fallado, en caso de haber actuado mal, rectificar los errores cometidos sin culpabilidad ni pensamientos negativos sobre uno mismo. Reforzar tu autoestima es algo muy importante.

10. NO AUTOMEDICARSE: Este ultimo punto me pareció de suma importancia, puesto que el uso de medicamentos sin supervisión medica puede llegar a consecuencias aun peores. Con cambios en tu vida cotidiana y siguiendo alguno de los consejos expuestos en este Blog, podrán ayudarte a controlar mejor el estrés.

Por ultimo, quisiera mencionar que si no te es posible controlar las situaciones estrenastes a las que te expones, pedir ayuda a un profesional de la salud mental, puede ayudarte a solucionarlo y a enfrentarte a situaciones similares futuras.

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon

Rodrigo Costal. Psicólogo General Sanitario.