JUST DO IT! Nuevo tratamiento para la depresión sin medicamentos.

June 29, 2018

 

 

La depresión ha sido uno de los trastornos psicológicos más estudiados y en los que se ha invertido más dinero para combatirlo. A lo largo de la historia de la psicología, los investigadores han luchado por elaborar una terapia que sea eficaz, que funcione sin la necesidad del uso de antidepresivos y que alivie los síntomas en el menor tiempo posible.

 

Entre las diferentes terapias encontramos la Activación Conductual. Esta terapia parte de la idea de que la modificación de la conducta del paciente tendrá un efecto directo y positivo en su estado de ánimo.

 

¿Qué es y de dónde nace la Activación Conductual?

 

La Activación Conductual es una terapia relativamente novedosa puesto que no tiene más de 30 años. En esta se trata la depresión de manera funcional y desde el punto de vista del paciente.

 

Según sus creadores, esta intervención se basa en el contexto de la persona para explicar los síntomas de la depresión. Debido a esto, la terapia defiende que actuar sobre este contexto es más eficaz que hacerlo sobre los síntomas o factores internos, pensamientos alteraciones neurobiológicas o la sintomatología psicológica.

 

Además, la Activación Conductual dice que las conductas que son llevadas a cabo por las personas con depresión son más que un simple síntoma y que estas tienen un significado muy importante dentro de todo el entorno. Con lo cual, cambiando las conductas y el entorno, la depresión desaparecerá.

 

Esta técnica nació a partir de las técnicas conductuales dentro de la terapia cognitiva de Aarón Beck.

 

La idea inicial fue realizar una comparativa entre los 3 componentes de la intervención tradicional de Beck para la depresión. Estas eran la modificación del área cognitiva, del área conductual y del área fisiológica y cada una de ellas se comparó con la intervención completa. Se observó que la intervención en el área conductual mostraba el mismo nivel de mejora que la intervención completa, con la ventaja de ser más breve. Gracias a esto, se llegó a la conclusión de que el tratamiento cognitivo y fisiológico no era tan necesario para el tratamiento de la depresión y se concentró en la mejora de la terapia conductual, la cual dio como resultado a la Activación Conductual.

 

Es necesario especificar que aunque la Activación Conductual no trabaje sobre la cognición de la persona, no es ignorada. Más bien se espera que la misma cognición cambie como consecuencia de la modificación de la conducta.

 

 

 

Principios de la Activación Conductual:

 

Existen dos aspectos a tener en cuenta a la hora de comenzar una intervención mediante la Actuación Conductual:

 

·      El contexto o la situación que provoca la conducta.

·      La funcionalidad o los efectos de dicha conducta en la persona.

 

La Activación Conductual evalúa y analiza tanto los acontecimientos que aparecen en la vida del paciente como las respuestas conductuales ante dichas situaciones.

 

Los principios básicos de la Activación Conductual nos dicen que la persona que sufre de depresión lleva a cabo una serie de respuestas evitativas frente a situaciones estresantes, a consecuencia de la falta de refuerzo positivo y de la predominancia de situaciones poco estimulantes.  Esto puede manifestarse por medio de la interrupción de tareas y actividades diarias, por medio de pensamientos negativos o con las no interacciones con el resto de personas.

 

¿Just Do It?

 

 

 

He decidido ponerle este sobrenombre a la terapia puesto que me pareció sumamente apropiado. Teniendo en cuenta el principio de evitación conductual, la terapia de Activación tiene como objetivo restablecer las dinámicas conductuales de las personas previas a la depresión.

 

El primer paso para conseguir esto es activar a la persona, con el gran hándicap de encontrase deprimida. Mediante esto, la Activación de actividades positivas pretende aumentar sistemáticamente el número de conductas que el paciente percibe como placenteras y que la persona encuentre un mayor número de reforzadores para que estas promuevan un cambio a nivel conductual, cognitivo y del mismo estado de ánimo.

 

Sin embargo, no debe de malinterpretarse, la Activación Conductual no trata de aumentar el número de conductas sea cual sea su naturaleza, sino que debe realizarse un análisis funcional de la conducta para detectar aquellos comportamientos significativos y funcionales que son los que se deben potenciar.

 

Esto nos indica que la Activación Conductual es una terapia que se tiene que adaptar a cada paciente y que no puede hacerse de forma general para todos los pacientes con depresión.

 

En resumen, la dinámica de esta terapia no es modificar la cognición y el estado de ánimo de la persona para que la persona cambie su conducta, sino actuar a pesar del estado de ánimo. JUST DO IT!

 

 

Ventajas sobre las terapias ya conocidas:

 

Bajo mi punto de vista creo que las grandes ventajas de esta terapia sobre las ya conocidas recae en dos ventajas o razones:

 

1.    Desmedicalización:

La Activación Conductual se presenta como una alternativa eficaz y rápida al tratamiento farmacológico para la depresión, siendo tan efectiva como esta y con el gran beneficio de no ocasionar efectos secundarios.

 

2.    Rapidez en los resultados:

Gracias a los estudios realizados y los ajustes de la terapia hacia las necesidades del pacientes, la activación conductual es una terapia que requiere pocas sesiones, entre 15 y 20 sesiones aproximadamente, lo que supone una rapidez en los resultados, una ventaja económica y por supuesto manteniendo los resultados a largo plazo.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon

Rodrigo Costal. Psicólogo General Sanitario.